MARÍA JOSÉ TEDESCHI: ATRAÍDA POR LA MATEMÁTICA Y COMPROMETIDA CON LA GESTIÓN

Oriunda del noroeste del Conurbano bonaerense, María José tiene una vida criada y forjada profesionalmente en San Miguel. Es profesora de matemática, pero su paso por el municipio de esa ciudad torció el destino de su carrera política, al especializarse en discapacidad. Hoy es diputada provincial en representación de la primera sección electoral.

La Plata, 04/01/2019


María José nació en el seno de una familia de clase media. Su padre falleció en un accidente de tránsito cuando ella tenía apenas tres años, y ese hecho trágico obviamente reconfiguró la vida familiar. Con su joven madre y sus cuatro hermanos se fueron a vivir a la casa de sus abuelos maternos. Allí su mamá Nelly montó su consultorio para salir adelante; era “la odontóloga del barrio”, relata con orgullo.

En el recuerdo de su infancia la contención familiar fue muy importante, pero también lo fue la Escuela Santa Ethnea, en la cual transitó toda su etapa educativa, desde jardín hasta el secundario. De esa institución, de formación católica, guarda no sólo buenos recuerdos de las monjas que formaban parte del colegio, sino de las amistades que forjó y que hasta el día de hoy conserva.

Tras su paso por la escuela definió su carrera y logró recibirse de profesora de matemática. Trabajó en varios colegios, pero con el crecimiento de su familia decidió ejercer su profesión en forma particular y así poder dedicarles mayor tiempo a sus tres hijos: Guadalupe, Milagros y Marcos.




María José lleva 40 años compartiendo su vida con Fernando, su actual marido, con quien estuvo 11 años de novia y ya lleva 29 de casada. La definición sobre él es concreta y profunda: “Nos conocemos desde chicos, compartimos todo”. De esa relación también surgió su otra vocación, vinculada a la ayuda social. Fue así que un día decidió hacer un parate en su carrera y empezó a acompañar a Fernando en su labor cotidiana como subsecretario de Desarrollo Social de la Municipalidad de San Miguel.

Estar en contacto con la política municipal le hizo “un click”, según ella misma define. “Ahí me di cuenta de que podía cambiar muchas realidades trabajando desde adentro”, confiesa. Al tiempo de estar colaborando, le llegó la posibilidad de ejercer un rol fundamental para la comuna: fue nombrada secretaria de Desarrollo Social y tuvo a su cargo la Dirección de Género.

Su formación en la Municipalidad de San Miguel fue clave en su crecimiento en la gestión, tarea que hoy continúa desarrollando en la Cámara de Diputados como vicepresidenta de la Comisión de Discapacidad. La impronta que sigue es gestionar proyectos desde la inclusión y no desde la discapacidad en sí misma.

Sobre el cierre, María José destaca que en los momentos libres le gusta practicar deportes. En su juventud supo ser una avezada jugadora de hockey, aunque hoy en día elige otro tipo de actividades como por ejemplo trotar en el circuito aérobico cerca a su casa o jugar al pádel. También aprovecha cada tiempo que puede para estar con sus hijos. “Somos muy compañeros y con ellos disfruto de la vida, son mi sol”, concluyó.