La Plata, 15 de Julio de 2017

UN JEFE CON ALMA DE ROCKER

Horacio Fleitas es el actual jefe del Departamento de Comunicaciones, encargado de brindar los servicios telefónicos a toda la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, los edificios anexos y las oficinas alquiladas fuera de ella. Su ingreso fue el 10 de diciembre del 1983, producto de una necesidad. Me fueron a buscar ya que no había quien repare teléfonos y diera servicio de telefonía, el salvavidas me dijeron en ese momento, recuerda.

Cuando se incorporó, el puesto era el de Jefe de Conmutador. “Se le llamaba así porque no era una central telefónica sino un conmutador a clavijas, y los operadores, dos por turno, trabajaban mañana, tarde y noche. En ese momento había 18 internos solamente, actualmente tenemos 892”, agregó.

Orgulloso y dedicado a su tarea, Horacio fue quien adquirió la central telefónica que funciona en la actualidad. “Recorrí mucho para encontrarla, estoy convencido de que es la mejor central del mercado, es una Erikson que se va actualizando. Podemos decir que hoy ofrecemos el servicio más moderno, o sea que mal no elegimos”, rememora con una sonrisa.

Por fuera del trabajo le encanta la música. En su juventud integró una banda de pop y rock, a pesar de que toda su vida cantó melódico y folclore. “Cuando tuve la banda tocamos por varios lugares de la Provincia, hasta que sentí que mi etapa como artista había terminado. Ahora eso lo heredó mi hijo, que es quien hace música. De vez en cuando voy a escucharlo y todavía mantengo esa cosquilla de querer subir al escenario”, contó con un dejo de añoranza de aquellos años.

“Trabajar en Diputados es mi vida, me terminé enamorando de este lugar. Cuando no vengo, extraño. Todavía me faltan cinco años para jubilarme y me va a resultar difícil. Igual nunca dejé la música, de hecho me junto con mis amigos todas las semanas, toco la guitarra y canto, ya es algo mío. Mi mejor compañía cuando estoy solo es la guitarra y escribir”, resumió unos instantes antes de que su tarea diaria lo volviera a llamar.